sábado, 19 de noviembre de 2011

Jornada de Reflexión.


Mañana a estas horas ya sabremos quién será el próximo presidente del gobierno de España para los próximos cuatro años. Todas las encuestas que hemos conocido durante la campaña electoral pronostican una amplia mayoría del Partido Popular, y por tanto una victoria sin paliativos del Sr. Don Mariano Rajoy. Creo que sobre esto hoy ya nadie duda, creo que esa distancia en los votos posibles nadie la puede cuestionar en estos momentos previos a la jornada electoral de mañana.

No obstante siguen abiertas algunas incógnitas que hacen del día de hoy una jornada interesante. Hace unos meses subí una entrada en un día parecido previo a las elecciones municipales y autonómicas, donde aventuraba que al día siguiente, todo el mundo iba a ganar. No es el caso. La victoria ya tiene nombre y apellidos. Pero quedan por resolver dudas importantes de nuestro panorama político. La primera es conocer si el PSOE y por tanto el Sr Rubalcaba será capaz de obtener unos resultados más que dignos con la que está cayendo, si logrará recortar algo la distancia con la que partía y si conseguirá el número de diputados suficientes que le permita optar a ser el nuevo secretario general de su partido, contener de esta manera el tsunami que se puede aventurar dentro de sus filas si el fracaso en las urnas es demoledor. El PSOE tendrá el día 21 una necesidad apremiante de reconstruirse por dentro y ofrecer un partido sólido para realizar una noble y leal oposición, en un momento donde el esfuerzo de todos es más que necesario para sacar a flote la nave a punto de hundirse que es nuestro país. Para ello, dicen los entendidos, que tendrá que obtener un mínimo de diputados que pasen de los 125, no conseguir este resultado le incapacitaría internamente para liderar la nueva etapa de un partido que se debe de reinventar por completo. El Sr. Rubalcaba ha demostrado su capacidad como animal político para subsistir siempre en los malos y en los peores momentos. Creo sinceramente que es la persona que su partido necesita para reorganizarse, limpiarse y construir un proyecto nuevo capaz de dar batalla en las siguientes elecciones. Una derrota absoluta mañana abrirá una era de incertidumbre, peleas barriobajeras llenas de navajadas por la espalda, zancadillas y manejos nocturnos y trasnochados para conseguir el poder y el mando entre más de un candidato conocido, y algún que otro tapado, con ganas de llegar a la cumbre sin pensar en el daño que este tiempo y estas maniobras pueden realizar a la organización interna de su propio partido.

Está por despejar los resultados de partidos como IU y UPyD. Ambos subirán con respecto a los resultados de las elecciones anteriores. Todo apunta a un incremento fuerte del partido del Sr Cayo Lara, como opción más a la izquierda del partido actual del gobierno captando los votantes más escorados y decepcionados del PSOE y asegurándose así una mayor presencia en el próximo parlamento. A su vez, la Sra. Rosa Díez conseguirá también fortalecer sus resultados y seguro que amplía el número de diputados. Ambos partidos también serán ganadores mañana, y creo que son necesarios ambos para que el fuerte bipartidismo de nuestro país se empiece a resquebrajar y así poder ampliar las opciones en un futuro, siendo siempre más fácil su participación en gobiernos sin mayoría y con pactos que pudiesen controlar las mayorías aplastantes que tanto gustan a las dos grandes opciones de nuestro panorama político.

Quedan también por conocer los resultados de los partidos nacionalistas. CiU, PNV y AMAIUR, fundamentalmente, además de BNG, ERC y CC. Creo sinceramente que habrá una bajada de los partidos que representan los intereses nacionalistas a excepción de la representación abertzale. Por un lado CiU sufrirá como resultado de los recortes que han acometido en el gobierno de la Generalitat Catalana y aunque será el PSOE el que más pierda en esta comunidad, aquellos verán como la opción del PP les recorta objetivos. En el País Vasco vamos a ver sufrir al PNV, los representantes de la izquierda abertzale después del comunicado de la banda de terroristas ETA será el gran triunfador en esa comunidad y restará muchos de los votos nacionalistas que antes sólo encontraban cabida en el partido de la derecha nacionalista vasca. Creo que aquí tendremos toda una pugna más que interesante para seguir el día de mañana.

Para terminar dejo a Equo, el partido de Juan López de Uralde. Juega de outsider y quizás desde esta posición pueda obtener un resultado mejor de lo previsto. Ya se sabe que todo lo que tiene que ver con ecologismo, todo aquello que tiene que ver con el medio ambiente ha ido creciendo como preocupación de nuestra sociedad. España es quizás, por no decir seguro, el país donde la opción ecologista y verde menos peso tiene y en estos momentos no es un problema menor para muchos de los ciudadanos. Creo que es una opción de futuro, una opción que si llega a conseguir representación la veremos crecer elecciones tras elecciones.

Un día más mañana deberemos dilucidar muchas cosas sobre nuestro futuro. El hecho de votar no es una cuestión baladí, reflexionar sobre cual es nuestra mejor opción en unas elecciones generales es una obligación y a la vez una responsabilidad enorme para cada uno de nosotros. Estas jornadas previas son muy importantes si realmente somos capaces de dedicar un rato en pensar lo mucho que nos jugamos en un instante depositando un par de sobres con sendas papeletas en un par de urnas. Una vez depositado no hay marcha atrás y es lo que te legitima para poder criticar o apoyar de forma constructiva la labor de unos y otros durante los próximos cuatro años.

No hay que descartar una última opción, el voto en blanco. Todos los que crean que ninguna de las propuestas presentadas van a representar sus intereses en el parlamento puede sumarse a esta posibilidad tan legítima como todas las anteriores. Son muchos los que pueden pensar que ni unos ni otros serán capaces de ostentar la confianza que se debe depositar en ellos.

Yo hoy he cumplido con mis deberes, incluso poner en esta ocasión negro sobre blanco me ha permitido organizar mis ideas e ideales y escoger una de las comentadas posibilidades, pero como el voto es secreto, voy a mantener mi opción sin revelarla públicamente. Mañana acudiré a las urnas, ejerceré mi deber y mi derecho al vota y desde pasado mañana seré el más crítico con el que gane o con sus contrarios con la única y sincera intención de sumar mi granito de arena para conseguir sacar a este nuestro país de la angustiosa situación que está viviendo.
.
Publicar un comentario