sábado, 28 de marzo de 2009

sábado, 21 de marzo de 2009

“Soy optimista. No me parece muy útil ser otra cosa”. Sir WinstonChurchill




Con esta frase empecé un artículo que me pidieron en abril de 2007 los señores de El Periódico de la Publicidad para participar en su quinto aniversario desde que vieron la luz en el sector profesional al cual pertenezco.
Hoy la rescato para intentar lavar un poco mi imagen, la que en los últimos escritos he transmitido, la que alguno de vosotros me ha comentado que trasluce de mis palabras hilvanadas, una imagen de alguien melancólico, de alguien poco alegre, incluso de alguien que esta reñido con la vida, enfadado con lo que tiene a su alrededor, poco conformista y airado con el mundo. Pues lo siento pero no, soy de naturaleza optimista, y además como bien decía Sir Winston, no me parece útil ser otra cosa.
Cierto es que la vida no regala nada, que hay muchas razones por las cuales puedes aparcar la mejor de tus sonrisas en casa, y salir ya de buena mañana maldiciendo la suerte que a uno le ha tocado en vida. Cierto es también, que hay veces que resulta difícil aferrarse al optimismo, que pareces del género tonto si te presentas cada mañana en tú puesto de trabajo como si a tú alrededor llevaras siempre alquilada una cohorte de pajaritos cantando, de florecillas del bosque sembrando tú camino, un solo sol alumbrando tus pasos, y tatareando alguna de las melodías de Sonrisas y Lágrimas, The Sound of Music para ser fiel al título original. No, no se trata de parecerse a Julia Andrews y la familia Trapp al completo, pero verdad es que sin excederme en demostraciones bucólicas musicales, tengo motivos para ser optimista. La primera es la utilidad de la misma como contraposición a las demás. Que mejor que guiñar a la vida un ojo, sonreír ante lo que te espera a cada instante, bueno o malo lo tienes que vivir, lo debes pasar, bueno o malo has de hacer de tripas corazón y atravesar sin más lo que en cada doblez, en cada esquina te espera a modo de destino. Si he de recorrer mucho trecho, lo quiero hacer con un cierto grado de ilusión, de alegría, y en los peores momentos pensar que todo pasa y que todo llega, y que al final es una estación más que recorremos y que como en casi todas ellas no has llegado aún a tu destino final. No quiero un camino de amargura, al menos no quiero ser yo quién sume más espinas a las que ya te encuentras sembradas en el recorrido de los años. Quiero seguir sonriendo a todos los que a mi paso me encuentro, quiero regalar un buenos días, o un gracias, o incluso un perdón si de mi ha nacido una mala acción, pero siempre quiero regalar un gesto de cercanía, de proximidad, de afecto, de cariño, de ilusión y de felicidad. Estoy convencido que cada cual recibe lo que da, y si a alguien le ofrecemos en cada instante lo mejor de nosotros, de igual manera recibimos lo mejor de todos.
Tengo más razones para ver la vida con optimismo, por nacimiento estoy en esta parte del mundo que nada falta; un hecho tan aleatorio, o no, como haber nacido de unos ancestros y no de otros me ha regalado una vida infinítamente más cómoda y más feliz, que muchos millones de semejantes que no tienen nada y que nada o poco les espera. He nacido en un tiempo y en una época, y un lugar donde no he conocido la hambruna, la guerra, las catástrofes. He conocido el amor, he podido compartir mi vida con los seres queridos, tengo amigos, soy padre por dos veces, trabajo, y la vida me ha ofrecido muchos momentos mágicos, momentos especiales que me han formado mi persona y pertenecen ya a mis recuerdos más íntimos y valorados. He viajado, he visitado otras ciudades, otros países, he disfrutado con las cosas más pequeñas, con los detalles. Tengo manos, pies, ojos, oigo, hablo, escribo, duermo, sueño, vivo. Incluso y aunque parezca una paradoja he tenido la oportunidad de sufrir, de añorar, de echar de menos, de llorar, de sentir dolor y angustia. Soy un afortunado por todo ello y por todo lo que me falta por relatar. Como no voy a ser optimista, al final que otra cosa más útil puedo ser.

viernes, 20 de marzo de 2009

Bolero. Contigo Aprendí.





Bolero; es la distancia más corta que existe entre un hombre y una mujer.



Contigo aprendí, que existen nuevas y mejores emociones,
Contigo aprendí a conocer un mundo nuevo de ilusiones,
Aprendí que la semana tiene más de siete días,
A ser mayores mis contadas alegrías,
A ser dichoso yo contigo aprendí.

Contigo aprendí a ver la luz del otro lado de la luna,
Contigo aprendí que tú presencia no la cambio por ninguna
Yo aprendí que puede un beso ser más dulce más profundo
Y que puedo irme mañana mismo de este mundo,
Las cosas buenas ya contigo las viví,
Y contigo aprendí que yo nací el día que te conocí.

Contigo aprendí a ver la luz del otro lado de la luna,
Contigo aprendí que tú presencia no la cambio por ninguna
Aprendí que puede un beso ser más dulce y más profundo
Que puedo irme mañana mismo de este mundo,
Las cosas buenas ya contigo las viví,
Y contigo aprendí que yo nací el día que te conocí.
Y contigo aprendí que yo nací el día que te conocí.
-

Cruz de navajas - MECANO

sábado, 14 de marzo de 2009

Menos Tú Vientre. (Miguel Hernández)


Menos tu vientre
todo es confuso.
-
Menos tu vientre
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio.
-
Menos tu vientre
todo es oculto,
menos tu vientre
todo inseguro,
todo postrero,
polvo sin mundo.
-
Menos tu vientre
todo es oscuro,
menos tu vientre
claro y profundo.
-

domingo, 8 de marzo de 2009

A Kiss is still a Kiss



Esta tarde escuchaba la canción " As Time goes by" el clásico de la mítica película Casablanca, la entrada previa a esta en forma de vídeo rescatado del océano de You Tube. Según escuchaba esta melodía pensaba a la vez todo lo que un beso representa, lo mucho que encierra el roce de unos labios sobre otros, el roce de unos labios sobre una mejilla, en una mano, rozar con los labios cualquier centímetro de piel de un ser querido. Un beso es una manifestación de amor, de cariño, de amistad. Un beso es la forma más fácil de decir te quiero, un beso es una demostración de cariño, de cercanía, de proximidad; un beso sella una amistad, un beso expresa respeto, un beso lo das, lo recibes siempre de las personas que siempre están cerca de ti. A kiss is still a kiss.
No sé lo que pensáis vosotros pocos que acudís a esta cambra, pero yo tengo la sensación de que cada día beso menos, que cada día beso menos a mis seres más queridos. Tengo la sensación de que cada día digo menos te quiero, cada día soy más tacaño en mis manifestaciones de amor, de cariño, de amistad. No sé si estamos perdiendo lo esencial de la vida, no sé porque cada día me alejo, nos alejamos más, de lo que realmente es importante, de lo que es sencillo, de lo que merece la pena. Quizás estamos confundiendo nuestro guión en la vida con la impostura de ser lo que no eres, de parecer lo que no eres, de mantener una imagen que no eres, de aparentar lo que no eres. Yo no sé vosotros, pero creo que yo no quiero seguir este camino, necesito cambiar la senda, necesito deshacer mis pasos, volver al tiempo de la ilusión, volver al tiempo de la emoción, buscar el roce de unos labios, decir un te quiero lleno de sentimiento, besar la mejilla de una amiga, de un amigo, de un hermano. A mi pesar ya no puedo besar a mis padres, menos a mis abuelos, pero hoy hubiese dado una vida, y no tengo siete como los gatos, por dejar mis labios marcados en las caras de los seres que ya no están a mi lado, de los seres que en un pasado, y en algún caso no muy lejano, me recibían con una sonrisa y un beso, un hermoso beso de hermano mayor, un beso cálido, sereno, protector.
¿Sabéis que voy a hacer ahora mismo ?, os voy a dejar, voy a terminar de escribir por hoy y me voy a ir a buscar a Belén y a Pablo, y ante su segura sorpresa los voy a llenar de besos, los voy a abrazar muy fuerte, y les voy a decir cuanto los quiero. Sé que les hará gracia ver a su padre como un poseso, pero sé también, estoy seguro de ello, que algún día recordarán la noche de hoy, que algún día recordarán cuando yo no pueda dárselos, unos besos que decían sin palabras cuanto amor podía darles, cuanto amor ellos generaron en mi.
Os pido un último favor, no seáis tacaños, besar, volver a rozar vuestros labios con los labios de vuestros seres queridos, es gratis y produce una enorme felicidad. Disfrutar y recordar que: " A kiss is still a kiss."

Frank Sinatra - As Time Goes By (Casablanca)